A grandes rasgos, la Programación Neurolingüística permite conocer cómo se comunican los demás. En consecuencia, podrás comunicarte en su “idioma” y hacerte entender mejor, aunque esto es simplificar todo su potencial a la mínima expresión.

Si la PNL está compuesta por una serie de estrategias con las que se puede mejorar la comunicación, ¿cómo podemos los docentes comunicarnos mejor con estas estrategias? y ¿cómo podemos evitar que los alumnos comentan errores en su comunicación?

En la PNL se definen una serie de estructuras profundas adquiridas por el alumnado que pueden dificultar tanto su comunicación como sus creencias finales:

  • Eliminación: Borran referencias en sus oraciones verbales, haciendo foco en unas experiencias y dejando de lado otras. Por ejemplo “Soy el mejor” o “No soy suficiente”.
  • Distorsión: Cambian el significado de la realidad. Por ejemplo “Las mates no se me dan bien” o “No voy a ser capaz de hacer cosas así nunca”.
  • Generalización: A partir de una experiencia vivida representan toda una clase de experiencias. Por ejemplo “Todos me odian” o “Las estufas calientes no deben ser tocadas”

Si como docentes somos capaces de identificar esta forma de actuar en el alumnado, podremos entonces encaminarle hacia una comunicación completa, sin eliminación, distorsión o generalización de la información.

La siguientes propuestas de lectura espero que te animen a profundizar un poco más en la PNL:

Daniel Amo Filvà

Profesor apasionado de las tecnologías. Creo en la Analítica del Aprendizaje para la mejora del contexto educativo. Investigo en e-learning, escribo, comparto conocimiento y practico el aprendizaje extremo.

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter